jueves, 30 de septiembre de 2010

Crema de calabaza

Hace unos días os mostraba las calabazas de la huerta y os hablaba un poco de ellas, pues hoy como estamos en otoño y el tiempo ya empieza a refrescar y las calabazas ya están maduras toca ir cocinando algo con ellas.

La decisión fue fácil, mi abuelo llevaba toda la mañana diciendo que tenía frio por dentro de las piernas y le dije si quería una crema de primero, dijo que si, entonces le dije que se la hacía de calabaza. Recién enfermo hubo una temporada que solo quería comer calabaza, se le echaba calabaza a casi todos los platos, todas las noches cenaba su buen cuenco de crema con calabaza.  Y vaya si recupero fuerzas,  entre la comida y la rehabilitación volvio a caminar y a poder masticar.  

Crema de calabaza:


Ingredientes para 2 personas:

1 Trozo de calabaza.
2 zanahorias
1 patata
1 puerro
1 vaso de agua
1/2 copa de vino blanco
aceite
sal
Pimienta (opcional)
Para acompañar:
Jamón serrano
Huevo cocido




Preparación:

En una cazuela se echa un chorro de aceite, el puerro troceado y las zanahorias, se rehoga bien y se le añade el vino blanco y se deja evaporar.









Se añaden las patatas troceadas y los trozos de calabaza. Se añade un vaso de agua, se tapa y se deja cocer durante 15 min.













Se pasa todo por la batidora, se añade la sal al gusto y se deja cocer durante un par de minutos. Si se quiere una crema más fina pasar por un chino.












Se cortan las lonchas de jamón en tiras finas y se sofrién en una sartén sin aceite.

Se emplata, se le echa el jamón y el huevo cocido picado y un poco de pimienta molida, opcional. Se puede echarle unas gotas de aceite de oliva virgén.










Se sirve caliente.

Esta crema sencilla y de prepación rápida es muy nutritiva y apetecible en eses días oscuros de otoño.











Use una de mis calabazas y como podeis ver es de carne anaranjada y abundante.












miércoles, 29 de septiembre de 2010

Vendimia. Últimas curiosidades.

El lunes por fin rematamos la vendimia de este año, el tiempo mejor imposible y la cosecha fue limpia y generosa.

Por eso hoy como remate de la misma quiero contaros algunas curiosidades

Vid cuasi centenaria: Si hace unos días os mostraba la vid que planto mi abuelo hace muchisimos años, hoy os muestro otra que esta en la huerta de mi madre  le calculamos como mínimo 90 años  puesto que mi otro abuelo siempre dijo que la recordaba ahí.  Esta vid también es de la variedad corinto negro y actualmente solo se le deja un brazo para consumo propio y por ello no le aplicamos ningún tipo de fitosanitario.






































El brazo que le dejamos se puede ver que esta ya "escascarillado", pérdida de parte de la corteza, en lo que respeta al tronco de la vid tiene un agujero redondo en medio pero exceptuando este agujera se conserva entera sin pérdida de corteza.

Los barriles:


Aquí tenemos los 3 tipos de barriles más comunes en las pequeñas bodegas:
Medio: de 300 litros
Media Pipa: 250 litros
Cuarta: 125 litros.
Luego también hay la Pipa de 400 litros.


Todos son de madera, y como se puede ver en las tapas se diferencian perfectamente los del blanco de los del tinto.
Y  para cuando estan llenos, simplementes los marcamos con una A de Albariño o una T de tinto.

























Método de reprodución de la vid: Muchas de las vides plantadas se compran en tiendas especialidazadas pero otras se reproducen en la misma viña de la siguiente forma, en otoño cuando se va a podar la vid si tiene un brazo largo este se baja hasta que enterramos parte de el, de forma que haga como V y en el pico de la V echemos tierra para que enraice, si  conseguimos que enraice en dos años tendremos unha vid nueva con uva y lista para ser transplatada, en los mejores casos al año podremos tener ya uvas, como es el caso de la vid que os muestro en la foto, pero que no se transplatada hasta el próximo otoño. A este método le llamamos PORBAIXA.



Los animales y las uvas: en las siguientes fotos os enseño unos racimos a los cuales les faltan uvas, en este caso fueron comidas por pequeños roedores, entre los más habituales son las ardillas si la viña se encuentra cerca de algún monte, como es este caso, en otros casos son pequeños roedores. Pero también son muy aficionados a este manjar los pájaros y las avispas. Una vez los animales nos demuestran los inteligentes que son pues se comen las uvas maduras, nunca las verdes, si hay dos rácimos juntos uno verde y uno maduro siempre van al maduro. Es una buena señal para saber que las uvas comienzan a servir para ser recolectadas.













Y por últimos os dejo unas fotos de uvas y de la viña pero sin contaros antes lo que son las uvas de la segunda ZA, aquí le llamamos segunda ZA a aquellas uvas que nacen despues de la primera floración y por lo tanto a la hora de recolectar aun siguen verdes  y se quedan en la viña, luego a estos rácimos que se quedan en la viña se les llaman REBUSCOS ya que comienzan a estar listas para comer cuando tiempo atrás recolectamos las primeras, entonces cuando vas por las viñas los vas buscando de ahi el nombre, y claro te saben a gloría al hacer tiempo que no comes uvas de temporada. Y hasta aquí la vendimia del 2010.


























martes, 28 de septiembre de 2010

Recolectando maíz

Esta tarde fui a ayudar a mi madre a recolectar el maíz, estaba maduro y seco y antes de que lleguen las lluvias esta mejor en el horreo.
Este maíz lo usamos para alimento de los animales, este año solo sembramos maíz amarillo, ya que la siembra se hizo a correr porque no teníamos tiempo para más. Otros años sembramos maíz negro, llamado aquí "millo corvo" ideal para moler en harina y hacer una buena empanada de berberechos.
Tradicionalmente el maíz usado para elaborar harina para hacer pan o masas es el de grano blanco. 

Así que alla me voy provista de guantes que no duraron ni la recogida de una fila, y llevandome a mi abuelo junto a su silla y la merienda con la medicación. Que al pobre envidia le dar ver trabajar a los demás y el no poder pero hoy lo tuve entretenido con el hijo de una vecina que nos vino a ayudar y el niño entusiasmado de poder tener un abuelo por un día al que cuidar y darle de sus galletas de la merienda para  que no pasase hambre. Dicen que a cierta edad nos volvemos niños, últimamente lo compruebo demasiadas veces.

Y aquí os dejo algunas de las fotos y de las curiosidades de esta jornada:

El maizal:






















Las espigas o mazorcas en gallego:

























Las hojas que resguardan la espiga aqui les llamamos "Follatos" de ahi que ir a recolectar el maíz le llamemos ir a "Esfollar" sin embargo a pocos km de aquí le llaman "esprugar".
Con estas hojas o follatos que se desechan en Portugal las usan para hacer flores secas.

Las espigas también tienen una serie de hilillos o pelos que separan la espiga del follato y cuando esta la espiga madura estes hilillos se secan y acaban cayendose al suelo al abrirse el follato.

Si os fijais esta espiga tiene algunos granos blancos, los granos no son todos amarillos. Pues esto pasa cuando en una finca cercana hay otro tipo de maíz se dice que esta espiga se enamoro, de ahí que tenga granos de su clase y granos de otra clase.
Es curioso cuando sembrabamos el maíz negro a lo mejor 5 filas más lejos te aparecia una espiga con los granos negros de haberse enamorado.





Follatos: Asi queda la planta una vez se le arranca la espiga.












Maíz mal dado: se llama así al maíz que se quedo verde o raquitico, normalmente suele darse en los extremos del maizal o bien cuando en la tierra que esta plantado es más húmeda.























En esta foto podeis ver como el carozo, en gallego carolo, no fue cubierto por los granos de maíz, ademas los hilillos que cubren a la espiga aún estan verdes, pues bien ese maíz aún esta tierno si lo aprietas emana una leche amarilla, este sería el grado ideal de maduración por ejemplo para usarlo en algún plato.

Gusanos del maíz: no podía olvidarme de los gusanos que a veces pululan por la espigas, que si no las recolectas pronto tienen en las espigas su mejor despensa.












CACHIPORRA: Y por último una curiosidad aunque me vayais a matar, a veces la espiga se malogra en su crecimiento y florece, un tipo de flor violácea , es raro pero a veces sucede, nos encontramos 4 ejemplares en todo el maizal. A esta flor le llaman CACHIPORRA











Sin embargo en México son flores comestibles muy apreciadas  y que llaman huitlacoche, se consume cuando están verdes, no como las de la foto que ya están negras y al tocarlas se vuelven polvo. En latín se le llama Ustilago maydis

Y este es el resumen de una jornada agotadora y en donde el calor de esta tarde junto al sol nos hacía pensar que mejor en la playa que alli. Es el veranillo de San Miguel.

Y aprovecho para mandarle un saludo a Javier, el pequeño que por un día disfruto de un abuelo postizo y que le prometi que lo iria a buscar alguna tarde para que la pase en mi casa.

Almejas a la marinera

En unos días comienza la "Fiesta del Marisco" en el Grove y hoy quiero mostraros un plato de los que más se comen en mi casa, he de confesar que tener una tía mariscadora y un tío percebeiro algo ayuda a comer marisco a buen precio.

Almejas a la marinera:



Ingredientes:


1 kg de almejas babosas
1 cebolla
2 pimientos rojos
3 ajos
perejil
2 hojas de laurel
1 copa de Albariño, vino blanco
Aceite






Preparación:


Se pone al fuego una cazuela con 3 ó 4 cucharadas de aceite de oliva, la cebolla picada en trozos, el pimiento picado en trozos, los ajos enteros y unas hojas de perejil. Se pocha bien.

Cuando esté bien pochado se le añade la copa de albariño y se deja evaporar el alcohol. Se tritura todo con la batidora, hasta que quede una mezcla homogénea.
Se le añaden las almejas y las hojas de laurel

Se mezcla bien la salsa con las almejas y se tapa la cazuela.

Se deja a fuego medio hasta que las almejas se abran.

Y listas para servir.





NOTA: A mi no me gusta echarle más condimentos para no enmascarar el sabor de las almejas, el tono rojizo que le da el pimiento rojo a la salsa es suficiente con lo cual es innecesario echarle azafrán.

Si la salsa es muy espesa y creemos que es insuficiente para las almejas siempre podemos echarles agua. En mi caso nunca añado agua pues a veces te queda una salsa muy líquida que hace que tengas que espesarla con féculas o pan rallado.


Espero que os guste y me aporteis nuevas sugerencias.