sábado, 21 de abril de 2012

Fideos con patas de gallo de Mos

Estos días en las cocinas de los blogueros que participaron en el concurso de recetas de gallo de Mos Souto de Herville han recibido un gallo de Mos para que lo cocinen y lo saboreen.

Pero yo hoy quiero mostraros una receta que la recuerdo siempre en mi casa para cenar el día que se mataban gallos: se trata de un guiso de fideos con patas. A mí particularmente es uno de mis guisos de referencia, ya que me encanta saborear la gelatina que tienen las patas.
Las cantidades se adaptan al número de comensales y de patas que tengamos, yo os la pongo para 2 personas a 1 pata por persona.

Fideos con patas de gallo de Mos Souto de Herville




Ingredientes :
2 patas de gallo
fideo grueso para dos personas
2 dientes de ajo
75 ml de salsa de tomate
agua
aceite de oliva
sal
perejil

Preparación:

Primero empezamos por limpiar las patas sino lo están:



1. ponemos a hervir una cazuela con agua, cuando hierva metemos las patas medio minutos y la sacamos.
2. le cortamos las uñas ( lo podemos hacer antes de meter en el agua hirviendo).
3. con la punta de un cuchillo tiramos de la primera piel. Sale casi sola.
4. con un cuchillo le cortamos el callo de la pata, que es la parte donde la pata pisa el suelo.
5. repasamos con el cuchillo posibles restos de piel que nos hayan quedado.
6. en esa foto podéis ver una pata limpia y la otra sin limpiar.

Ahora vamos con la receta:

En una cazuela ponemos un poco de aceite de oliva y añadimos los dientes de ajo picados. Cuando los ajos empiecen a dorarse echamos las patas troceadas y dejamos que se frían bien por todos los lados.

Cuando estén bien doradas echamos la salsa de tomate y echamos dos vasos de agua y dejamos cocer a fuego suave durante 15 minutos.

Pasados estos minutos echamos el fideo, añadimos agua hasta que cubra un dedo por encima de los fideos. Añadimos una pizca de sal y dejamos cocer de 8 a 10 minutos según el grosor de los fideos.

Añadimos un poco de perejil picado y listo para emplatar.

Servimos caliente.

Que paséis buen fin de semana.




22 comentarios:

  1. Nunca las comí pero tienen una pinta de muerte!!

    ResponderEliminar
  2. Desde ya soy una firme defensora del Gallo de Mós.Ayer pudimos disfrutar de esta deliciosa carne.Mis hijas me dejaron los platos limpios.Nos quedamos todos muy sorprendidos con su delicioso sabor, son magníficos.
    Te quedó un guisito para chuparse los dedos Rocío!!!

    ResponderEliminar
  3. Nunca e aprovechado las patas de las gallinas ni de los pollos y mira lo que tu nos has preparado con lo que otros tiramos por ignorar que los podemos aprovechar
    los fideos se ven riquisimos
    un saludo

    ResponderEliminar
  4. yo las hago cocidas con el cuello y la mollega y le echo patatas o macarrones eso de cena nos encanta

    ResponderEliminar
  5. Holaaa, en mi casa nunca se utilizaron las patas del pollo. Desde luego hay que ver que provecho se puede sacar de todo. Ha quedado un guiso con mucha sustancia!
    Un besooo

    ResponderEliminar
  6. No se si me gustaría ese guiso Rocío, nunca he comido las patas de gallo.
    Besitos

    ResponderEliminar
  7. Jamas las he probado las patas de gallo, seguro que son ricas, besiños

    ResponderEliminar
  8. Que guiso mas rico, me lo apunto, enhorabuena.
    Besitos

    ResponderEliminar
  9. Me encantan pero hace de tiempo que no las como, Y en este guiso espectaculares.Besazos

    ResponderEliminar
  10. Holaaa!!!! yo ya tengo mi gallo en casa!!!! y en cuanto pueda publicaré la receta, para agradeceros que me hayáis permitido disfrutar de esta maravilla del corral MMmmmm!!!
    Tus fideos de lujo, lujo!!!!
    Besitos

    ResponderEliminar
  11. un guiso estupendo, y aún apetece con el frío que hace por estas tierras!!!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  12. No me atrae demasiado pero si recuerdo escuchar a mi abuela que se cocinaban!
    En casa se las dabamos a mis perros que les encantaban!!!!!!!
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Mi abuelo las ponia en el caldo que hacia con las patas cuello alas y espinazo ...luego las comia con un poco de aceite ..ahhhh también la cresta del gallo decia que era comida de PAPAS .... eso es lo que recuerdo ..ahora normalmente no las traen ....es un guiso muy atrayente ....el gallo está preparandose ...bsssMARIMI

    ResponderEliminar
  14. Cuánto tiempo sin comer patas con lo ricas que están!

    Por esta zona no se lleva y los pollos sueles venir desvicerados, listos para asar. Con la rabia que me da que me quiten el hígado y demás.

    Tu sopa tiene una pinta estupenda :)

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  15. que buena tiene que estar, me la anoto, besos

    ResponderEliminar
  16. La pinta de la sopa es impresionante de buena. TAmbién a mí me trae recuerdos tu sopa, mi madre siempre le ponía las patas para que le diera sabor, pero reconozco que yo nunca me las comí ;))).

    Mañana haré mi gallo, ya tengo todo preparado para el evento. Por cierto, menudo pedazo de gallo tan espectacular, uhmmmmmmm, impresionante.

    biquiños

    ResponderEliminar
  17. Una pinta que tiene que resucita a un muerto, qué ricos.Besos.

    ResponderEliminar
  18. Yo he sido reacio a lo de las patas, al ver tú plato me lo tengo que replantear la verdad, que color y pinta tiene.

    Saludos

    ResponderEliminar
  19. Me ha encantado esta receta, yo también recuerdo de pequeña que cuando mataban un gallo hacían arroz con menudillos y llevaba las patas y la cresta. Me quedo con esta receta para hacerla.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. A mi las patas nunca me han gustado pero hacen un arroz delicioso, mis hermanas siempre se peleaban por ellas!! Estos fideos tienen una pinta estupenda.
    Besos

    ResponderEliminar
  21. Rocío, guapa, no me extraña nada que este sea uno de tus guisos de referencia. A mi las patas y la cresta son las partes del gallo que más me gustan y tengo la suerte de que en mi casa no le gustan a nadie más así que siempre acaban en mi plato. Este guiso con ese color rojizo me ha dejado enamorada. Besitos.
    cosicasdulces.blogspot.com

    ResponderEliminar