lunes, 11 de febrero de 2013

Yayo, ya me estas vigilando

Se lo que quiero decir pero los dedos escriben una cosa y el cerebro dicta otra y mis vigilantes hoy están revoltosos pues no se ponen de acuerdo y hacen que escriba y borre estas palabras numerosas veces, hasta el viernes tenía detrás mía dos vigilantes pero el viernes el Yayo quiso sumarse a ellos y así conformar mi trío.

No me imagino la que estarán organizando los tres juntos ni la que me estarán preparando porque conociéndolos como los conozco seguro que a estas horas ya están trazando un plan para tenerme bien pendiente, de echo antes de ponerme a escribir me calenté mi tazón de leche con un poco de café y unas galletas y me vuelvo a tirar en el sofá, muevo la manta y tiro al suelo el tazón que se parte en mil pedazos. 
Tazón que era donde el Yayo desayunaba los últimos meses porque era de bastante capacidad y luego lo turnábamos para tomarnos el caldo en el. 

Todo esto es porque como muchos ya sabéis el Yayo el viernes por la tarde aprovecho para emprender ese nuevo viaje que ya hacía un tiempo que venía preparando pero al que nunca le daban confirmado el billete, unas veces por culpa del overbooking y otras porque según el yo le escondía la solicitud y así cuando venía a justo del la de negro no llegaban aún acuerdo y al final esta acababa marchando en busca de otro cliente y el Yayo se consolaba diciendo

- e que teño moitos diante, cada un vaiche na sua hora, ( es que tengo muchos delante, cada uno va en su hora).

Pero otras veces no solo era este el problema sino que al final nunca nos poníamos de acuerdo para la fecha de partida, casi siempre por problemas de logística.

Yayo. - Rocío, Rocío, ya esta, hoy si que voy a morir
Yo. - Hoy que vas a que ?
Yayo. - Que me voy a morir.
Yo.- Pues buscaste mal día, creo que hoy no puede ser
Yayo.- Por que no puede ser hoy?
Y a este pregunta había varias causas según el día

1.- Hoy no puedes porque hace mucho sol y yo no subo la cuesta que igual me da una lipotimia.
2.- Hoy no puede ser porque llueve mucho y así nos vamos a pillar una gripe de campeonato
3.- Hoy no puedes que esta el tanatorio lleno y no hay sitio.
4.- Hoy no puedes que es festivo y es mejor irnos de fiesta.

a lo que el Yayo siempre respondía - Entonces lo dejamos para la semana que viene.
y a lo que yo le decía que mucho mejor.

Desde hace unos tres años eran conversaciones habituales pero en tono relajado y al final acababan en simples conversaciones irónicas que al día siguiente aún nos reíamos recordándola.

Pero el viernes por la tarde el Yayo encontró la forma de hacerme la jugada y emprender el viaje, después de la comida se quedo dormido, lo que parecía una siesta normal, y así mientras parecía que dormía y que no querría despertarse emprendió el viaje dándome el esquinazo, con la complicidad de mis dos otros vigilantes y de algún otro más que seguro que también estaba en el meollo.

Pero al menos sus cómplices en esta aventura me hicieron caso y consiguieron que la escapada fuese sigilosa, dulce, sin que nadie se diese cuenta hasta que ya no había vuelta atrás, y seguro que contentos los tres por haberme dado el esquinazo y dejarme con la intriga de saber que andan tramando. 

Hoy les daré el día de descanso, más que nada porque creo que la gripe que estoy incubando no me va a dejar hacer muchas cosas, pero en un par de días ya les pondré tareas suficiente para tenerlos entretenidos, que además ahora son más para vigilarme ya me ocupare yo de tenerlos bien alerta pues seguro que se reparten las tareas.

Todo principio tiene un fin, pero este no es fin para mi sino un hasta dentro de muchos años y aún me quedan muchas historias por contar que deje pendiente estos últimos días, porque cuando llegaba la hora de la siesta en el hospital el Yayo me daba en la cara para que no me quedase dormida y hablase con el y así tramar alguna que otra aventura o cuando después de pasar dos días sedados se despertó riñiendole al señor de al lado porque no quería tomar las pastillas o pidiéndole al médico los papeles para irse para casa y que no llamase a la ambulancia que el iba en coche que así paraba por el camino a comer cigalas. O como se fue metiendo en el bolsillo a las enfermeras y auxiliares que a él más le gustaban, o esas historias que quedaron pendientes del estraperlo, del licor café, o de cuando nos metimos a agentes inmobiliarios, o como a mediados de enero coge su mano y me dice aquí tienes tu regalo de Reyes y le digo que sin tiempo no era y me dice que no me lo dió antes porque quiso aprovechar las rebajas, si es que siempre tenía el as para matar el tres.

Aventuras que serán protagonistas de aquí en adelante, en un nuevo ciclo, con nuevos horizontes de los que algunos el Yayo los conocía y sobretodo por eses caminos que el Yayo y yo anduvimos caminando y que ahora me toca a mi llegar a la meta y en los que el ponía las ideas, el conocimiento y yo daba la guerra y ponía el carácter.

Se que para muchos de vosotros es el Yayo, pero a el le hizo mucha gracia cuando le conté que le puse ese mote en internet para así despersonalizar un poco los sentimientos a la hora de escribir y al final me acostumbre a ese mote y muchas veces para picarle le llamaba Yayo, porque nadie en nuestro entorno le llama así y he de confesar que yo a el le llamo PA

Quiero agradecer todas las muestras de cariño y ánimos de estes últimos días pero lo que realmente quiero es daros las gracias a todos, los que desde que abrí este blog, por darle al Yayo la oportunidad de disfrutar de este blog, de poder compartir sus conocimientos, de hacer posible la recuperación de muchas recetas, de que cuando le preguntaba algo y el me decía - ya te lo están preguntando por el ordenador y se sonreía o por esas tardes que pasamos en el sofá uno enfrente del otro estirados con el portátil en medio y yo escribiendo sus aventuras hasta que al final nos decantábamos por el deporte nacional, la siesta. 

Por eso gracias, me es imposible contestaros a todos individualmente y por eso lo hago de forma conjunta GRACIAS

68 comentarios:

  1. Gracias a tí y a él, muchas gracias por dejarnos entrar en tu casa, con él, es como si hubiésemos estados todos juntos en el sofá, madre mía, haría falta el corte ingles para que cupiésemos todos, verdad??
    Me recuerdas mis últimos años con mi abuela, mis padres partieron antes, así lo llamo yo, y despues de seis años en casa, mi abuela, mi yaya, como yo le decía, el año pasado mi hermano, pero como decíamos mis hijos y yo esta navidad, menuda fiesta se ha tenido que montar ahí arriba este año, y en el último Madrid .Barsa, pues mi padre del madird y mi hermano del barsa ya te imaginas como estarían, siemrpe a la gresca.
    Yo pienso que están por aquí, vigilantes, esperando a cuando tengamos que irnos con ellos y como tú dices nos tengan el blllete preparado.
    Te doy un abrazo y un beso enorme y cuando estés triste deja volar los recuerdos, cierra los ojos y ya veras como te viene algún olor que nos recuerda a ellos o te pasa por la memoria algún momento maravilloso que hemos vivido junto a ellos, a mi por lo menos me pasa.

    ResponderEliminar
  2. Queda poco de decir, se que se te fue un pedacito de Ti con él, pero debes de saber que a nosotros también se nos va un pedacito, el YAYO ya era como una novela para nosotros, con sus historias de cada día, ahora empieza una nueva vida para Ti, y no olvides que aquí me tienes para lo que necesites, nunca lo olvidaremos y sé que Tu ayudaras a que sea así, estoy ansiosa de saber todas sus aventuras de estés días en el hospital que se que son muchas.

    Yayo hasta pronto y siempre estarás en nuestro corazón.

    ResponderEliminar
  3. Aunque la mayoria de las veces no he escrito en tu blog, lo que si he hecho ha sido buscar todos los dias historias nuevas tuyas y de tu yayo. Algunas veces he reido , otras he llorado pero nunca me han dejado indiferente y esta de hoy me ha calado en lo más hondo.....Esté donde esté seguro que sera feliz y te cuidara como tu angel. Un abrazo enorme para ti.

    ResponderEliminar
  4. Hola Rocio,siento mucho la perdida del Yayo formaba parte de todo el mundo blogueril
    Estoy muy emocionada cada palabra tuya la siento como si fuera mia
    Lo siento mucho,de corazón
    Loli

    ResponderEliminar
  5. Lo siento mucho Rocío. Te mando un abrazo enorme y ojalá puedas consolarte pronto de tu terrible pérdida. Piensa que a él le gustaría verte fuerte y animosa como tú eres y es verdad, ya tienes un vigilante y un cuidador más...Yo pienso siempre lo mismo de mi abuela Dorinda y de mi abuelo Albino. Sé que nada malo puede pasarme, me están cuidando desde arriba... Mucho ánimo y un beso muy fuerte amiga!!!

    ResponderEliminar
  6. Lo siento mucho, aunque como tú, pienso que nunca nos abandonan. Siempre están con nosotros y notamos su compañía, y los que te seguimos, lo sentimos a través de tí. Un beso, y no cojas esa gripe, déjala para más adelante. Un besazo.

    ResponderEliminar
  7. Rocío cariño, cuánto lo siento, con su partida no se va tu abuelo, sino el abuelo de todos los que te seguimos, los que hemos disfrutado con sus historias, su sabiduria, un besote enorme mi niña.

    ResponderEliminar
  8. Muchos ánimos en estos momentos duros. Piensa que cuando escribas él estará detrás de ti, respirando encima de tu hombro, animándote a seguir su legado.
    GRACIAS.

    ResponderEliminar
  9. Realmente no me he enterado hasta hoy, lamento mucho su pérdida por la unión que desprendías con él, en cada conversación, en cada entrada, en cada momento compartido...Te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  10. Gracias a ti por esta entrada Rocío. A través de ti todos le cogimos cariño sin conocerlo, es más, sin ni siquiera conocerte a ti ;-).

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  11. Cariño, cuanto lo siento!! No sabía nada hasta ahora!! Piensa en todas las cosas buenas y momentos que has podido disfrutar con él y quédate con eso, seguro que esté donde esté siempre estará contigo en una palabra, un olor, un sonido y muchos bonitos recuerdos!!
    Te mando todo mi apoyo!!
    Besotes guapa!!

    ResponderEliminar
  12. Lo siento muchísimo, pero ten presente que gracias a lo que aquí nos relatas el yayo siempre estará entre nosotros.
    Un besito desde Las Palmas.

    ResponderEliminar
  13. Rocio, lo siento enormemente, de corazón. Es una gran pérdida pero como tu dices, ahora te está vigilando y protegiendo. Muchísimo ánimo y un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  14. Un beso, de los enormes Ro.
    Y vigila tú también a los 3 vigilantes, no vaya a ser.... Aquí estaremos, para seguir leyendo sobre el Yayo y sobre ti.
    Te repito: un beso grande.

    ResponderEliminar
  15. Suelo entrar por el blog pero nunca he comentado. Hoy quería hacerlo para decirte de que aparte de que me gusta mucho tu blog y las recetas que no te olvides de que tu yayo seguro que se ha ido sintiéndose muy orgulloso de tí y nunca dejará de cuidarte.Me ha emocionado mucho el post de hoy y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  16. Rocio:
    ¡¡¡UN BESÍN MUY, MUY,FUERTE!!!

    ResponderEliminar
  17. Besinos mi niña y muchos ánimos. Una despedida muy emotiva para ese ser tan amado. Besinos de todo corazón.

    ResponderEliminar
  18. Muchos ánimos, lo siento mucho, es duro que alguien que quieres se vaya, aunque sea su hora. Deja un vació muy fuerte que poco a poco se suaviza pero no se olvida, recuerda los buenos momentos que pasasteis juntos y piensa que él estaría muy orgulloso de ti.
    Una despedida muy sentida y emotiva la de este post, en homenaje a tu abuelo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  19. Lo siento mucho y ánimos. Un gran abrazo y muy bonito el post que le has dedicado.

    Abrazos

    ResponderEliminar
  20. Rocio me entere ahora.
    Yo te envió un abrazo pero de los fuertes, que arropan.

    ResponderEliminar
  21. Ya te comenté lo que lo sentía Rocio :(
    Tod@s nos hemos quedado un poco huérfan@s con la ida del yayo . No podrías haberlo querido mas ni atenderlo mejor , cosa que no es común en esta sociedad loca en la que vivimos , asi que como las flores son en vida, ten por seguro que él se ha ido lleno de amor , orgulloso de tener una nieta como tu y que estará protegiéndote desde su estrella siempre y velando por ti.
    Un abrazo enorme , sobran las palabras y habla el corazón mi niña. <3
    Animo.

    ResponderEliminar
  22. Un besazo Rocio, lo siento mucho, de verdad entiendo como te sientes hace muchísimos años perdí a mi abuela y sigue conmigo hoy.
    Nuevamente besos

    ResponderEliminar
  23. Me he emocionado leyendo tu entrada de hoy. Un abrazo enorme Rocío.

    ResponderEliminar
  24. Un abrazo muy grande y muy fuerte.

    ResponderEliminar
  25. Lo siento mucho Rocio, el yayo se ha ido pero te acompañara cada dia porque el estara contigo siempre en tu recuerdo, un abrazo e un bico muy grande

    ResponderEliminar
  26. lo siento ROCIO,DESDE ASTURIAS, MI SINCERO PESAME. CARMEN

    ResponderEliminar
  27. Rocio, cualquier palabra que se diga se que no bastará como consuelo. Pero creo que es bueno pensar que hay un lugar desde el que nos estarán protegiendo hasta que volvamos a estar con ellos. Has luchado con el en esta batalla y le has dado lo mas importante tu cariño. Duele, y dolerá siempre pero el querría que siguieras porque siempre habrá gente por la que luchar. Un abrazo,
    Besinos

    ResponderEliminar
  28. Lo siento mucho, no lo sabia. Un abrazo muy fuerte.

    ResponderEliminar
  29. Lo siento muchísimo Rocío
    Estoy convencida que el ha partido muy feliz, sabedor del amor que le profesas mi niña, no hay más que haber leído tus post para saberlo, pero después de este de hoy seguro que se ha ido "con la maleta bien cargada"
    Un besito y un abrazo muy, muy fuerte

    ResponderEliminar
  30. Una entrada preciosa, Rocío. Tus ángeles te estarán vigilando y seguirán haciéndote sonreír desde ahí arriba. Animo! Un besiño.

    ResponderEliminar
  31. Hola Rocio, despues de leer tu entrada, creo que las palabras sobran, solo desearte lo mejor y que sea lo más llevadero posible. Un beso grande y cuidate

    ResponderEliminar
  32. Hola guapis, no supe nada el viernes, pero por supuesto gracias a ti por habernos acercado un poco al yayo a todos nosotros a través de la red.
    Un beso grande y mucho ánimo.

    ResponderEliminar
  33. Ay Rocio, como te entiendo, un gran abrazo, ellos nos vigilan, nos cuidan y se hacen presentes en nuestro día a día, nosotras siempre preguntandonos, como lo harian ellos y si les gustaria el resultado de tanta y tanta receta, que al fin y al cabo solo es una excusa para estar mas cerca de ellos para compartir todo lo que sale de nuestras manos que es la prolongacion de nuestro corazon.
    Besos, abrazos y mucho animo.
    Reme

    ResponderEliminar
  34. Hola Rocio. Hace tiempo que te sigo y el Yayo se había convertido en alguien especial (por lo que veo en el resto de comentarios no me ocurría solo a mí). Un abrazo fuerte y mucho ánimo.
    Besos
    Elisa

    ResponderEliminar
  35. Qué pena mi niña, lo siento muchísimo, un poquito también era mi Yayo, mi Pa, lo he seguido por tus escritos tan lindos.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  36. Conmovedora esta entrada Rocío. ¡Muchos ánimos!
    Un abrazo
    Mª Ángeles

    ResponderEliminar
  37. Creo que nunca he visto una historia tan emotiva, dulce y simpática para describir una falta de alguien tan importante como en tu caso, tu abuelo.
    Hace tiempo leí que estaba en el hospi y aunque me quede con las ganas, no quise meterme en escribir pues no quería molestar pero en esta ocasión no puedo no hacerlo porque me has cautivado de verdad, me alegra muchísimo ver que has podido disfrutar de una relación tan bonita y tierna y leerte es un maravilloso placer que a mi que soy terapeuta ocupacional en una resi de mayores me ha conmovido y enorgullecido. Ojala pudiera decirte lo que me has hecho sentir con tus palabras pero es dificil de explicar, el sentimiento es como flores en el estómago, un poco raro lo sé, pero no se explicarlo mejor.
    Gracias, gracias, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  38. Siento mucho lo d tu yayo mucho animo y cariño


    ResponderEliminar
  39. cuanto sentimiento y cuanto amor en cada una de tus palabras.....lo siento

    ResponderEliminar
  40. Rocío, se va a hacer difícil que no vayas contando por aquí o por FB las últimas aventuras de tu yayo, y es que para todos era una parte importante de tu blog. Lo mejor es que, como dices, el viaje haya sido sin contratiempos y haya llegado a su destino sigilosamente. Allí donde esté seguro que no deja de vigilarte. Seguro que todo eso te conforta para superar tan importante pérdida. Mi más sentido pésame para ti y tu familia. Besos.

    ResponderEliminar
  41. Hola Rocio se perfectamente comprender tus sentimientos para mi abuela era tan especial como para ti tu Yayo
    las personas que son recordadas nunca son olvidadas
    un besito y mucho animo

    ResponderEliminar
  42. Preciosa entrada Rocio, me has emocionado tanto. Venga ahora a darle trabajo, que te vigilen!. Un beso muy fuerte

    ResponderEliminar
  43. Lo siento. Mucho animo que el siempre estara contigo.
    Besos, Esther

    ResponderEliminar
  44. Es precioso lo que has escrito Rocío. Muy bonito de verdad, seguro que al Yayo le ha encantado. Un besazo y ánimo..

    ResponderEliminar
  45. Hola Rocio te comento algunas veces, pero leo tus publicaciones siempre, mi abuela tambien nos dejo hace unos meses, asi que desde algun sitio creo que nos estaran viendo y siguiendonos como nuestros angeles , no te conozco pero te puedes sentir orgullosa de cuidarlo y estar con el hasta el ultimo momento, bikiños Rocio

    ResponderEliminar
  46. Rocio cuanto siento su marcha, fue un verdadero placer conocerle y ver como le gustaba deleitarse con la comida y la buena compañía.

    Te mando muchos besoss y ten presente que el YAYO siempre estará cerca de ti pendiente de tus logros y aventuras.

    ResponderEliminar
  47. Muchas gracias a ti Rocío, en estos tiempos no es nada fácil exteriorizar el afecto y los sentimientos cuando ambos son sinceros y verdaderos.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  48. Bonitas, tiernas y sinceras palabras que seguro gustarán al Yayo, aunque creo que de alguna manera todos los que te leemos normalmente también le echaremos de menos.
    Ahora deja que el cuide de tí.
    Besos

    ResponderEliminar
  49. Una bonita entrada Rocio llena de cariño hacia el yayo, a el le gustará allí donde este.
    Mucho ánimo guapa y mucha fuerza para seguir adelante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  50. He leido toda tu entrada y me has enternecido, porque te sigo de hace poco. Besos y muchos ánimos!

    ResponderEliminar
  51. Me das mucha envidia.... no solo has disfrutado de su presencia, ahora de su recuerdo y protección. No todo el mundo tiene la suerte de vivir una relación así.

    ResponderEliminar
  52. Rocío, no necesitas darnos las gracias de uno en uno por que nos las has dado con creces y a todos juntos con este post. Un post donde reflejas macerado en todo tu cariño y aliñado con toda tu ternura el sentimiento de amor y respeto más bonito del mundo.

    Desde el nombre de tu blog, hasta este post, pasando por mil anécdotas y recuerdos que irás contando aquí de tu Yayo, él vivirá en ti y aquí!!

    Enhorabuena, Rocío!! Por el abuelo que tuviste, y por la nieta que fuiste!!

    Un beso enorme!!

    ResponderEliminar
  53. que gustazo verte de nuevo ro, y me hace gracia lo de tu yayo, la verdad es que tienes el cielo ganado y bien ganado. no perdamos el contacto, nunca lo hemos hecho y ahora menos, por que además, no tienes por qué darnos las gracias por nada, de eso sé bastante, y solo por tenerte entre mis amigos, ya haces que me sienta mejor persona.
    un beso enorme Ro y sigue siempre como eres: una princesa sacada de un cuento de hadas!

    ResponderEliminar
  54. Ya me parece que lo puse hace tiempo, que me encanta leerte porque tienes una lectura muy fácil y entretenida y encima es tan familiar, espero tus historias, tus recetas, tus costumbres, lo que sea, pero las gracias te las doy a ti por compartir todas estas vivencias tan encantadoras. Muchos besos para tí y para el Yayo que seguro que esta mirando lo que te contestan!!

    ResponderEliminar
  55. Hoy he cogido fuerza para entrar a leer esta despedida. Sabía yo que me iba a emocionar y así ha sido. Bellas palabras, bellos recuerdos.
    Ahora es tu momento, es tu tiempo. Disfrútalo y vive.
    Muacs enormes

    ResponderEliminar
  56. Pesiosa siento no haberme enterado antes pero desde la semana pasada he estado bastante desconectada.
    No necesitas darnos las gracias de uno en uno por que nos las has dado con creces y a todos juntos con este post. Un post donde reflejas macerado en todo tu cariño y aliñado con toda tu ternura el sentimiento de amor y respeto más bonito del mundo.
    El YAYO para nosotr@s PA para ti siempre estará cerca de ti pendiente de tus logros y aventuras.
    Bicos mil wapa.

    ResponderEliminar
  57. Hola Roci!!siento no haberme enterado antes,pero andaba un poco liada.Leyendote me emocioné muchisimo,ya que parecia que estabas describiendo la despedida de mi padre.en los ultimos 3 años por un problema se quedó como un niño chico,y yo siempre le decia ``abuelo´´porque en algun momento no sabia quienes eran los hijos o los nietos. también se marchó un dia muy tranquilo en una siesta,ahora seguro que están los dos juntos contando sus batallitas y cuidando de nosotras.El YAYO Y El ABUELO siempre,siempre estarán aquí.Un beso muy grande

    ResponderEliminar
  58. Sentimos mucho tu perdida, no obstante, no hay nada que lamentar a una vida plena y una muerte plácida, sino el sufrimiento de la pérdida de los que quedan, es dedir tú y tu familia.

    ResponderEliminar
  59. Lo siento mucho. El mío se fue hace ya mucho tiempo. Al principio lo echaba mucho de menos, luego poco a poco vi que no se había ido, sino que estaba aquí conmigo, ayudándome a tirar del niño, que entonces era muy pequeño. Verás como dentro de poco está contigo ayudándote en tus fogones.
    Un bes0 y un abrazo muy fuerte.
    Alicia.

    ResponderEliminar
  60. Rocio hoy la entrada de mi blog es un brazo para ti :)
    Un saludito

    ResponderEliminar
  61. Hola Rocío, veo que no paras, soy Manuel el hijo del señor de la cama de al lado que no quería tomarse las pastillas...je,je,je...aunque sea con retraso quería mandarte un saludo y animarte porque, tu me animaste a mi con nuestras charlas. Muchas gracias! . I ara com diuen els catalans ENDAVANT i Molta força! que el Yayo seguro que así lo querría.
    Por cierto, mi padre sigue sin querer las pastillas, a ver si se las cuelo entre unas ostras fritas!. Un abrazo desde A Coruña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. olaaaaaaaaaaaa, cuanto me alegro saber de vosotros y dile a tu padre que voy a ir yo a darle las pastillas que veras que se las toma sino en medio de los calamares, espero que esteis en casa.
      aqui adaptándonos a la nueva situación y procurando estar entretenida para no tener tiempo a pensar.
      un saludo a todo y si necesitas algo ya sabes donde estoy y queda pendiente un café. un abrazo

      Eliminar
  62. siento esa perdida con tigo rocio aun que llege tarde a conocer la esistencia de estas delicias que el te enseño aprepar seguro que alli donde este te contenplara y se sonreira biendote continuar esa labor preciosa que nos ofreces que descanse en paz y tu guarda en tu corazon ese precioso tesoro mil gracias y mi mas sincero pesame rocio animo

    ResponderEliminar